3/17/2010

261. Aprovisionamiento de agua potable

Autor: Jorge Elías
A. Proyecto: Aprovisionamiento de agua a poblaciones rurales y suburbanas de bajo recursos.
B. Fundamentación: La explotación de las aguas subterráneas ha ido creciendo históricamente, habiendo constituido un importante motor del desarrollo cuya aplicación se llevó a cabo, generalmente, a partir de iniciativas locales o privadas. El agua que consume la población de fuentes como ríos, arroyos y acuíferos del subsuelo. Estos acuíferos se recargan de forma natural en época de lluvias. En el futuro seguirá siendo una fuente de suministro de agua potable, regadío, industrias y otros usos, al tiempo que deberá seguir permitiendo la existencia de ecosistemas asociados de gran riqueza y singular importancia para la preservación de determinadas especies animales y vegetales. Sin embargo, su utilización se encuentra sujeta a una presión creciente que pone en riesgo su empleo en el marco de un desarrollo sostenible para que las aguas subterráneas sigan siendo lo que han sido hasta el presente, es decir, un motor de progreso.

Recientemente, 32 pozos semisurgentes fueron perforados por el Ejército para abastecer de agua potable cerca de 65 mil vecinos de La Matanza, en las localidades de Gregorio de Laferrere, Rafael Castillo, González Catán, Virrey del Pino y Ciudad Evita. La obra estuvo a cargo del Batallón de Ingenieros 601. El Ejército intervino en las perforaciones y en la obra civil, junto con el Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (Enohsa). Las obras se llevaron a cabo en cooperación con la Municipalidad de La Matanza, que se encargó el tendido de las redes de distribución a desocupados del partido bonaerense más extenso y con más población, en buena parte carenciada. El abastecimiento llegó a barriadas donde los vecinos tomaban el agua de napas contaminadas o de algunas canillas públicas. La principal ventaja de esta tecnología ofrecida por el Ejército es que constituye una solución definitiva al problema de abastecimiento de agua en cantidad y calidad, así como el bajo costo que requiere la preparación de la exploración y explotación.
Dentro de las actividades de exploración y explotación se podrían emplear dos tipos de equipos de trabajo:
1) Equipo A: Emplea una Perforadora Rotatoria Auropropulsada Failing 1500, dotación del Ejército Argentino, que le permite alcanzar una profundidad de 250 metros, con una bomba de lodos de 5x8 pulgadas, para grandes caudales.


2) Equipo B (10): emplea una Perforadora de pozos rotatoria Tipo TC-120, con capacidad de perforar hasta 120 metros de profundidad, con una torre de perforación de 3 m. de altura, reforzada y desarmable para fácil transportación. Emplea un motor de combustión interna de 13.5 H.P. de potencia 3600 R.P.M. cuatro tiempos. Posee un distribuidor de lodos para inyección de agua o bentonita a través de la columna, una columna de perforación compuesta por 80 secciones de tubo de acero al carbón de 1.5 m. c/u., juego de puntas con barrena guía o exploratoria de 3 1/2 " barrena ensanchadora de 8" con filos recubiertos de carburo de tugsteno, bomba autocebante de 2" x 2" con motor de combustión interna de 6.5 HP y sistema hidráulico de levante o malacate de 2500 libras con cable de acero.
C. Objetivos generales:
- Solucionar localmente el desabastecimiento de agua.
- Impedir la aparición de enfermedades de origen hídrico como las diarreas de causa infecciosa y el cólera.
- Mejorar la calidad de vida de la población.
- Mejorar la salud, analizando la calidad de las fuentes de agua usadas y previniendo las enfermedades asociadas.
- Permitir ejecutar tareas de apoyo a la comunidad al Ejército Argentino y adiestrar en tareas que forman parte de la misión de la unidad para asegurar el abastecimiento de agua potable a las tropas.
- Ejecutar actividades rápidamente ya que los perforistas militares acampan día y noche junto a los pozos en construcción.
- Permitir el ahorro de recursos económicos a las Municipalidades
- Implementar equipos para perforaciones de baja profundidad (zonas rurales) para proveer de agua a la población minifundista con la que se trabaja está distribuida en parajes y colonias con una población rural-villa de 80 a 400 personas, separadas unas de otras a 10 ó 20 km entre sí.
D. Lugar: A determinar según convenio realizado entre AySA, Ejército Argentino, Ministerio de Salud.
E. Recursos necesarios:
- Estudio de factibilidad del proyecto
- Aprobación del mismo por el PEN y la asignación de recursos económicos materiales y económicos necesarios para establecer un programa de largo plazo.
- Realización de un plan nacional hidrológico de detección de agua subterránea, con especial atención al acuífero Puelche y a zonas pobladas semideserticas.
- Realizar un convenio de exploración y explotación de agua potable entre el Ejército Argentino y AySA, mediante la construcción de pozos de agua comunitarios, asociados a las Municipales que presenten déficit de provisión de agua a su comunidad.
F. Características generales: La carencia de agua potable se debe tanto a la falta de inversiones en sistemas de agua como a su mantenimiento inadecuado. Cerca del 50 por ciento del agua en los sistemas de suministro de agua potable en los países en desarrollo se pierde por fugas, conexiones ilegales y vandalismo. En casos, el agua potable es subsidiada para aquellos conectados al sistema, generalmente personas en una mejor situación económica, mientras que la gente pobre que no está conectada al sistema dependiendo de vendedores privados costosos o de fuentes inseguras.

El convenio Ejército-Enohsa contempló una capacidad de bombeo de 50.000 litros/hora por pozo, para abastecer a unas 2.000 personas (500 familias). El municipio estima que cada módulo (pozo) abastece a unas 20 manzanas y a una media de 2.500 personas. Las obras comprenden tres etapas: pozos de exploración, pozos de explotación y obras civiles complementarias como el aseguramiento del pozo. Para evitar desmorononamientos, inyectaron en las paredes arenosas un polímero de aspecto gelatinoso que, cumplida esa función, se autodegrada. Posteriormente, se bajan los tubos de PBC de alta resistencia y 14 pulgadas de diámetro, cementandolos y aislándolos de las napas freáticas.
La toma de agua del acuífero Puelche se realiza a una profundidad media de 70 metros, después de una perforación similar pero de menor diámetro que permite establecer el perfil geológico del lugar y la calidad del agua (además de servir, con el pozo ya en explotación, monitorear si esa calidad se mantiene). Luego se instala la bomba sumergible y el caudalímetro, según las características de cada pozo y la manga de elevación Rylbrun, adecuada para soportar la torsión del bombeo. La obra civil, también realizada por el Ejército comprendió: cámaras subterráneas, pilares, gabinetes, instalación eléctrica, equipamiento electromecánico, tanque de hipoclorito, clorinador, etc.), para la posterior explotación del pozo que posee un tablero de control que controlara la marcha, frenado, falla de bomba, frenado de emergencia, etc.

El equipo B de perforación para instalar bombas de agua, tiene por objeto abastecer a las familias con agua potable proveniente de napas subterráneas. La profundidad no debe exceder los 25 a 30 m y el diámetro de los caños-camisas no debe superar las 4". Cuando los equipos de perforación deben realizar sus tareas en zonas rurales, con escasa población (caseríos), los resultados son compartidos por grupos de familias (idealmente 10).
Tradicionalmente, la forma de superar parcialmente el problema, consiste en el acarreo diario del agua desde alguna fuente permanente. Para satisfacer necesidades mínimas, la tarea de baldeo, traslado y distribución demanda 3 a 4 horas diarias. Para solucionar esta falta de agua potable, se puede construir mediante Ingenieros del Ejército, pozos comunitarios de pequeños diámetros y de poca profundidad (10 cm de diámetro y 25-30 m de profundidad), usando un barreno para penetrar hasta la napa acuífera hasta encontrar agua y arena. Tiene como limitación la no adaptación para extraer grandes caudales.
Su técnica de construcción consiste en: se excava primero en el suelo un pozo de 30 cm de profundidad y de diámetro. Esto es suficiente como para que pueda introducirse el barreno para continuar con la perforación. La forma helicoidal del barreno, permite la subida de la tierra o la grava desprendida. De tanto en tanto, se saca el barreno del hoyo junto con la tierra extraída. Al llegar a la napa acuífera se sigue con la sonda la que tiene una válvula de cierre. Se sondea hasta que penetra la mezcla de arena, tierra y agua en la sonda y se la retira y vacía al costado de los caños de perforación hasta alcanzar la profundidad deseada. Una vez terminado el pozo y perforado profundamente el estrato acuífero, se lo encamisa con tubos de 10 cm de diámetro. Luego se introduce el caño chupador con filtro de 1,25 a 2" de diámetro. Finalmente se instala la bomba de desplazamiento manual o eólica (molino) y se construye una plataforma y canales de desagüe para eliminar el agua superficial. Si el pozo de agua está a más de 100 m de las viviendas de los usuarios no cumplirá con su finalidad de proveer agua sana y abundante para las necesidades higiénicas y domésticas
Publicar un comentario

También pueda interesarle:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...