6/10/2009

71. Construcción de la Represa de Aña Cuá

Autor: Jorge Elías
A. Proyecto: Construcción de la represa de Aña Cuá
B. Fundamentación: La importancia de Aña Cuá está basada en que se podrá generar energía con un caudal de 1.500 metros cúbicos por segundo que actualmente está desaprovechado. Su utilización podrá generar un volumen de energía por un monto superior a los 60 millones de dólares, que permitirá mayor disponibilidad de electricidad para la Argentina y mayores recursos fiscales para el Paraguay.

El objetivo de alentar la competencia internacional mediante la prórroga de los plazos licitatorios está dando resultados ya que otras dos empresas internacionales han mostrado su interés por participar de la convocatoria para participar de la construcción de la represa Aña Cuá, como ampliación del complejo hidroeléctrico Yacyretá. Además de IMPSA y Energomachexport, la empresa francesa Alstom también adquirió un pliego de la licitación, lo que indica su interés cierto en competir por la construcción de la obra que aportará 10 por ciento de energía adicional a la que producirá el proyecto original de Yacyretá una vez que la represa esté en su máximo nivel de cota 83. Con este volumen de producción de energía, la obra se amortizaría en un período aproximado de cinco años. La construcción de la hidroeléctrica de Aña Cuá demandará una inversión de 500 millones de dólares.

C. Objetivos generales:
-Aprovechar una caída de agua que la central principal desechada por motivos medioambientales -Recuperar el 10% del potencial de generación de energía de Yacyretá perdidos en el vertedero.
-Incorporar tres turbinas del tipo Kaplan, que entregaran en forma conjunta y continua, una potencia de hasta 300.000 kilovatios, lo que representa unos 2000 millones de kilovatios/hora por año.
- Disminuir el déficit de energía de la Argentina.
-Obtener ingresos de 60 millones de dólares anuales.
-Generar nuevos puestos de trabajo (en forma directa a 1.800 personas y de forma indirecta a 6.000).

D. Lugar: Vertedero auxiliar del complejo hidroeléctrico Yacyretá, ubicado sobre el brazo Añá Cuá del río Paraná

E. Recursos necesarios:
-Aprobación del proyecto binacional.
-Obtención del financiamiento por el Banco Interamericano de Desarrollo.
-Llamado a Licitación internacional para su construcción bajo el método "llave en mano"
-Plazo de entrada en servicio de la primera unidad generadora 1.340 días, 1.400 días para la segunda y 1.460 días para la tercera y última.
-La empresa constructora cobrará la inversión con la energía generada a futuro.

F. Características generales: El Gobierno decidió la extensión de los plazos de licitación para construir la represa Aña Cuá, complementaria de la central hidroeléctrica binacional. La EBY sustenta que la construcción de la represa tiene como objetivo aprovechar la caída de agua del vertedero del Aña Cuá mediante la colocación de tres turbinas de tipo Kaplan, de 85 Mw cada una, totalizando así una potencia adicional de casi 300 Mw, sobre las que se volcará una masa de 1.500 metros cúbicos de agua por segundo. La energía a ser generada es de unos 2.000 millones de Kw/h por año, lo que representaría ingresos de 60 millones de dólares anuales para Yacyretá. La central será instalada con el fin de aprovechar el caudal de 1.500 metros cúbicos por segundo, que como mínimo está siendo erogado de manera continua por el vertedero, representando un consumo de dos unidades generadoras instaladas en la central hidroeléctrica actual. Al ser 20 las máquinas instaladas, la energía no aprovechada por esta erogación es del 10 por ciento del total de energía generable de Yacyretá.

En el proyecto original de Aña Cuá, cancelada por la crisis argentina que derivó en la salida del gobierno del entonces presidente Fernando de la Rúa. Esta central complementaria tendrá, tras su concreción, tres unidades generadoras de 85 megawatios cada una. Una tercera parte del año, Aña Cuá opera con caudales de 2.000 metgros cúbicos por segundo, lo que justifica el aumento de la potencia instalada en licitación (300 megawatios) y hace más dinámico el proceso de amortización de su construcción.Con esta variante, finalmente, el aporte de Aña Cuá se alcanzará un 15 por ciento de energía adicional a ser generada en esta central complementaria de Yacyretá. Las condiciones en que deben competir las empresas internacionales, las obliga a otorgar a empresas nacionales de Paraguay y de la Argentina una participación mínima obligatoria del 25 por ciento del contrato, porque de esa forma se garantizará participación y desarrollo de las aptitudes competitivas y tecnológicas de las empresas de ambos países.

Otra condición relevante es que será obligatorio también para las competidoras respetar una participación de 45 por ciento de la mano de obra paraguaya en la margen derecha del Paraná y 45 por ciento de mano de obra argentina en margen izquierda. Se estima que Aña Cuá generará ocupación directa, durante su etapa de construcción, para unas 1.800 personas y en forma indirecta para otras 6.000 personas en ambos países. Las empresas concurrentes deberán competir especialmente por precio porque en el pliego de licitación no establece ningún monto de referencia. Además, deberán aportar un esquema de financiamiento aceptable para ambos estados.

Fuente: Infobae.com
Publicar un comentario

También pueda interesarle:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...